NOTICIAS

Pemp vs. Andamio

Ventajas y Desventajas de los Pemp y Andamios

03 de marzo 2020

Antes de la introducción de las plataformas elevadoras móviles de personal (PEMP) en los años 70, los profesionales de la industria de la construcción dependían casi exclusivamente de escaleras y andamios para acceder a muchos de los trabajos en altura. En las décadas transcurridas desde su introducción, las PEMP se han vuelto cada vez más habituales, pero aún sigue surgiendo una pregunta: ¿cuál es la mejor opción en mi caso, una PEMP o un andamio?

Las PEMP tienen una serie de ventajas en comparación con los sistemas de andamios, como, por ejemplo, mejoran la seguridad, el acceso y la productividad.

Gestión del tiempo y de la carga de trabajo
El tiempo y los recursos asignados a un proyecto determinado son un factor primordial a la hora de decidir entre una PEMP o un andamio. En general, en comparación con los andamios, las PEMP permiten que los trabajos se realicen en el mismo o menor tiempo y con menos trabajadores.

Una vez descargada en la obra e inspeccionada de acuerdo con el manual del operario, una PEMP autopropulsada puede desplazarse hasta el lugar de trabajo y comenzar a trabajar inmediatamente. Los andamios deben ser transportados manualmente al lugar de trabajo después de la entrega a pie de calle y pueden requerir la coordinación con un tercero especializado en el montaje y desmontaje de sistemas de andamios. Una vez montado el andamio, un trabajador debe subir a la plataforma de trabajo deseada, llevando o elevando sus materiales y herramientas. Las PEMP, como las plataformas de tijera, articuladas o telescópicas Genie®, ofrecen cestas de gran tamaño diseñadas para transportar a trabajadores, sus herramientas y suministros a alturas de hasta 55 m en menos de seis minutos.

La gestión de la carga de trabajo es crucial para reducir la fatiga de los trabajadores y mejorar la productividad. La mayoría de los sistemas de andamios incorporan una escalera para el acceso de los trabajadores, algo que representa un riesgo de caídas y contribuye significativamente a la fatiga de los trabajadores. Además, debido a alturas estandarizadas de las secciones de los andamios, frecuentemente no es posible ubicar una plataforma de trabajo a la altura deseada, lo que hace que el trabajador tenga que agacharse o estirarse para alcanzar la superficie de trabajo. El trabajo interior con andamios móviles no solo requiere trepar y reposicionar el andamio con frecuencia, sino también desmontarlo para poder trasladarlo de un recinto a otro y pasar por puertas.

Las PEMP permiten al operario entrar a la cesta y, con el control de elevación proporcional, posicionar la plataforma exactamente donde la necesita, de modo que puede minimizar el esfuerzo y la fatiga asociados con agacharse y estirarse. La mayoría de las plataformas de tijera, articuladas y telescópicas se pueden desplazar a la altura máxima para permitir que el trabajador continúe con la siguiente superficie de trabajo sin perder tiempo volviendo a la posición replegada. Además, muchas plataformas de tijera pequeñas y elevadores de personal son capaces de pasar por puertas estándar, para agilizar el trabajo en aplicaciones interiores.  

Acceso al lugar de trabajo
La superficie de acceso a un lugar de trabajo puede variar entre superficies de hormigón y terrenos irregulares; y hay una PEMP adecuada para estas y cualquier otro tipo de superficie. Una de las principales ventajas de las plataformas elevadoras móviles todoterreno y autopropulsadas es su capacidad para atravesar terrenos que pueden resultar inaccesibles para los vehículos de entrega. Además, las plataformas de tijera pequeñas y los elevadores verticales de propulsión manual tienen dimensiones compactas, lo que permite un acceso rápido y fácil a lugares interiores con dimensiones restringidas. Las plataformas telescópicas presentan una gran capacidad de alcance, permitiendo a los trabajadores alcanzar lugares de trabajo a una distancia de hasta 27,5 m. Este alcance es crucial en aplicaciones en las que las condiciones de la superficie pueden impedir el uso de PEMP o andamios colocados directamente debajo. Para aplicaciones en las que hay un obstáculo que impide el acceso directo al lugar de trabajo, las plataformas articuladas pueden proporcionar un alcance articulado de hasta 23 m.

Las grandes instalaciones de sistemas de andamios a menudo se convierten en un elemento fijo en la obra, lo que requiere anclajes a la estructura para lograr estabilidad lateral. Por otro lado, las PEMP son autónomas y están diseñadas pensando en la productividad, permitiendo a los trabajadores posicionar el chasis y la cesta exactamente donde se desea. Este posicionamiento flexible es particularmente beneficioso en espacios públicos o comerciales, donde el lugar de trabajo se limita a la huella de la PEMP. La PEMP puede desplazarse tras el trabajo a otro lugar, eliminando así cualquier interferencia con la actividad diaria. Sin embargo, con las instalaciones de andamios semipermanentes es posible que se tenga que prohibir u obstruir una entrada incluso después de que haya terminado la jornada de trabajo.

Seguridad en altura
Las caídas son uno de los cuatro grandes peligros en las obras. Es fundamental que los procedimientos de instalación, inspección, funcionamiento y mantenimiento establecidos por el fabricante de la PEMP o del andamio sean respetados por personal debidamente formado, competente y cualificado. Las PEMP cuentan con sistemas de barandillas como medio de prevención de caídas que se desplazan con el operario, los ocupantes, las herramientas y los materiales, todo el camino hasta el lugar de trabajo. Se dispone de puntos de fijación de arnés para permitir que los ocupantes de la PEMP se amarren con un sistema de retención anticaídas adecuado (según las necesidades), asegurando aún más que los trabajadores puedan completar su trabajo y regresar a casa de forma segura.

IMGRENTAL - © 2019 - imgrental.com.ar - RQ:75

Evolutionis Diseño y Desarrollo Web Rosario Argentina